Síguenos en:


Search

Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts

Labels

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Cómo mejorar la gestión de los Recursos Humanos

Las organizaciones que pretendan adaptarse con éxito a las nuevas exigencias que impone el mercado han de tener en cuenta que, en el ámbito del trabajo, las personas siguen ocupando un lugar central. La movilidad y la flexibilidad son claves para garantizar su compromiso y satisfacción, así como aprovechar las ventajas que ofrece la tecnología.

Un estudio realizado por Deloitte acerca de las tendencias de desarrollo del capital humano global se centra en averiguar qué consideran los profesionales aporta más valor para el desempeño de los quehaceres que han de afrontar en sus puestos de trabajo y, en relación a ello, cuál es su percepción acerca de los mayores desafíos y oportunidades que han de enfrentar en los próximos años. Pues bien, según estos profesionales, destinar tiempo y esfuerzo al aprendizaje es una de las tareas más importantes que habrán de afrontar a lo largo de sus carreras.

La clave para poder adaptarse a los constantes cambios que propone la transformación digital está en convertir la predisposición al aprendizaje en una constante que impulse la mejora del rendimiento y la productividad de los equipos de trabajo en las organizaciones, llevando a estas a conseguir sus objetivos.

Las organizaciones que pretendan adaptarse con éxito a las nuevas exigencias que impone el mercado en el que operan, han de tener en cuenta que, en el ámbito del trabajo, las personas siguen ocupando un lugar central. Desde esta perspectiva podrán percatarse de lo importante que es cuidar cada experiencia e interacción que mantienen con sus empleados, diseñando estrategias adecuadas para que éstos perciban su trabajo como significativo e importante para alcanzar cada nuevo objetivo que se marque la organización.

La interacción y feedback que se ofrece al empleado ha de ser positiva para él, desde el momento en que realiza la primera entrevista de trabajo hasta el momento en que se retira o decide emprender una nueva aventura profesional. La tecnología puede ser una aliada importante para conseguir ese objetivo.
No hay mejor modo de incentivar las ganas de aprender que trasladar a las personas dentro de la organización asignándoles nuevas responsabilidades que les lleven a querer adquirir nuevas habilidades y destrezas. En este sentido, también se ha de tener en cuenta que, actualmente, los empleados prefieren trabajar en empresas que ofrezcan una mayor flexibilidad y les permitan trabajar en remoto, conciliar la vida laboral con la familiar u organizarse el tiempo de trabajo en función de objetivos.

La Inteligencia Artificial y el Machine Learning ya están ayudando a los departamentos de recursos humanos de las organizaciones a mejorar la gestión de sus equipos de trabajo en todo el mundo. De hecho, muchas emplean ambas tecnologías para afinar sus procesos de selección, valoración del rendimiento y para diseñar nuevas estrategias de gestión del talento.

Los departamentos de recursos humanos que utilizan las tecnologías de la información más avanzadas disponen de una gran cantidad de datos sobre sus equipos de trabajo, base sobre la que sustentan análisis predictivos a partir de cuyas conclusiones ponen en marcha nuevas iniciativas, en vistas a hacer el trabajo a desempeñar más fácil y atractivo para sus equipos de trabajo. Consiguen ser así “inteligentes” al mejorar tanto su satisfacción como su nivel de rendimiento, lo que contribuye a que la organización a alcanzar sus metas y cumpla con sus objetivos.

Fuente: https://tecnologiaparatuempresa.ituser.es/

www.conectareus.com

 

Así son los microchips subcutáneos con los que ya no necesitarás tarjetas ni llaves


Esta tecnología ha desembarcado con fuerza en Suecia, país en el que más de 3.000 personas se han animado a emplearla.


Si desde hace años las mascotas llevan chips bajo la piel con el objetivo de evitar que se puedan perder, parece que el siguiente paso es que esta tecnología pase a ser empleada en humanos. Y es que, en Suecia, más de 3.000 personas se han instalado pequeños dispositivos en la mano en los que aparece recogida información como su grupo sanguíneo, su historial médico o datos de contacto.

«Cada vez más personas en Suecia se implantan chips RFID en la mano y los usan para desbloquear puertas, llevar pases de tren e incluso hacer pagos», explicó el pasado mes de noviembre sobre esta tecnología el doctor en microbiología Ben Libberton en declaraciones recogidas por la BBC.

El objetivo de esta tecnología es facilitar la vida a su portador. De este modo, el microchipo puede ser empleado, además, para realizar pagos, validar el billete para el transporte público o acceder a la oficina o el gimnasio. La iniciativa postula que la información que se incorpora digitalmente a este artefacto, provee de otros beneficios a quienes lo utilizan.



«El mayor beneficio es la conveniencia», sostenía el cofundador y director de la compañía Epicenter, la empresa detrás de estos chips, Patrick Mesterton hace unos años. Mesterson hacía hincapié en las ventajas que podía suponer para el día a día el uso de esta tecnología, ya que permite reemplazar un montón de cosas; desde las llaves de casa hasta las tarjetas de crédito.

Los microchips se implantan entre el pulgar y el índice mediante una jeringa. A la hora de emplear esta tecnología para, por ejemplo, realizar un pago, los usuarios únicamente tienen pasar el dorso de la mano por encima de un lector. En ocasiones, además deben escribir un código de autentificación.


www.conectareus.com



Los iPhone llevan años siendo «hackeados» por páginas webs, según un estudio de Google


El grupo de análisis de amenazas del gigante de internet descubre hasta 14 vulnerabilidades que permitía colar «malware» y robar datos a los usuarios.



El grupo de análisis de amenazas de Google (TAG) ha dado a conocer el descubrimiento de un peuqeño número de páginas webs hackeadas que desde hace dos años atacaban a los usuarios de iPhone aprovechando una vulnerabilidad en el sistema operativo iOS, accediendo a su servidor e implantando un sistema de monitorización en el dispositivo cuando entraban en ellas que permitía el acceso de los «hackers» a todos los datos del usuario.
De acuerdo con una publicación del blog de Project Zero, el equipo de Google que se dedica a investigar las vulnerabilidades de seguridad «día cero», los ciberdelincuentes «han hecho un esfuerzo constante para hackear a los usuarios de iPhones en ciertas comunidades durante un periodo de al menos dos años», afirma un miembro de su equipo, Ian Beer.

El sistema de ataque consistía en que el usuario entraba en la página web «hackeada», y el atacante podía acceder a su servidor e instalar un sistema de monitorización en su dispositivo que permitía obtener el control absoluto del mismo y con ello el acceso a todos sus datos. Según Beer, «estas páginas reciben miles de visitantes por semana».

Se trata de un ataque de tipo «abrevadero» («watering hole», en inglés), una estrategia en la que los atacantes observan los sitios web que visita un grupo de víctimas e infecta uno de ellos con «malware», logrando así infectarlos.
TAG ha descubierto cinco cadenas de explotación («exploit») de los móviles iPhone que afectaban a versiones desde iOS 10 hasta la última de iOS 12. En total han encontrado catorce vulnerabilidades, que han sido siete del navegador web de iPhone, cinco para el núcleo y dos «sandbox» separados -un aislamiento de procesos que usa el sistema para ejecutar programas-, que permiten introducir código malicioso en un dispositivo desde el exterior.

Beer afirma que Google le comunicó esta situación a Apple el 1 de febrero de 2019 poniéndole como fecha límite una semana para que solucionara el problema, que coincidía con el lanzamiento del iOS 12.1.4. Apple lanzó un parche para corregir la vulnerabilidad el 7 de febrero, hecho que hizo público a través de su página web.

La nueva versión, que se ha llamado iOS 12.4.1, no incluye modificaciones importantes en el funcionamiento del sistema operativo, y se distribuye desde este lunes como una actualización oficial. Apple ha agradecido en su página de soporte la contribución del investigador Ned Williamson de Project Zero y del usuario Pwn20wnd en el descubrimiento del problema.

La vulnerabilidad, conocida como CVE-2019-8605, permitía explotar una brecha del sistema operativo con la que era posible que un atacante ejecutara código de forma arbitraria y accediera a los privilegios del sistema. La nueva versión de iOS 12.4.1 parchea este fallo de seguridad.

El «exploit» que aprovechaba esta brecha fue publicado por los «hackers» en la red el pasado 19 de agosto, como descubrió Pwn20wnd, y se trataba de un «jailbreak»« -proceso de suprimir algunas de las limitaciones impuestas por Apple en sus sistemas- que podía funcionar como «malware» espía y que a pesar de que se había solucionado en la versión anterior (12.3), reapareció de nuevo en iOS 12.4, como recoge Motherboard.

La actualización de iOS 12.4.1 ya está disponible para los teléfonos iPhone 5S y posteriores, las tabletas iPad Air y posteriores y el iPod Touch de la sexta generación. Apple también ha distribuido las actualizaciones tvOS 12.4.1, watchOS 5.3.1 y una versión complementaria de macOS Mojave 10.14.6 que soluciona el problema en el resto de sus sistemas propios.

Esta incidencia llega después de los seis errores de seguridad identificados por los expertos de Google Project Zero tras el lanzamiento de la versión de iOS 12.4 a finales de julio, que exponían funciones del sistema sin necesidad de intervención del usuario.