Síguenos en:


Search

Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts

Labels

viernes, 22 de mayo de 2015

Próxima frontera en Internet: la ‘nube’



Amazon es el gigante en cabeza para hacerse con el negocio del almacenamiento de datos, valorado en 136.000 millones

 
 

Internet está en las nubes. En el sentido literal. La vida cotidiana en la Red de cualquier usuario que escuche música en Spotify, envíe un mensaje de WhatsApp o de una empresa que maneja millones de megas depende cada vez más de servidores remotos que almacenan y procesan una cantidad ingente de información: la nube. Ya sea el Barça para gestionar una venta masiva de camisetas o Netflix para ofrecer sus películas a millones de usuarios, la nube se ha convertido en el principal factor de desarrollo en Internet. Eric Schmidt, de Google, definió recientemente el futuro de la Red como un mundo "dominado por los teléfonos inteligentes, una red muy rápida y la nube". A mediados de abril, Amazon anunció por primera vez los resultados de su división que se dedica a la nube, Amazon Web Services (AWS), que le ha generado unos ingresos de 4.400 millones de euros en 2014, con un crecimiento interanual del 50%. Para The Economist, estos datos demostraban que "la nube ha alcanzado la mayoría de edad".
La nube (los informáticos prefieren la voz inglesa cloud) permite a los particulares acceder a sus datos desde cualquier dispositivo. A las empresas les ayuda a ofrecer una cantidad mayúscula de información con muy poca infraestructura, así como almacenar y procesar esos datos a mayor velocidad y menor coste. Sin embargo, también tiene sus problemas: no es una decisión sencilla ceder la información sensible a un tercero, por muy protegida que esté, y la seguridad. Por muchas medidas que se tomen, el que todos los datos estén en un mismo lugar los convierte en un botín muy jugoso. El caso más extremo fue el llamado celebgate; en 2014, unos hackers entraron en la nube de Apple y se hicieron con miles de fotos íntimas de famosas. "Nuestros recuerdos, nuestra vida está cada vez más en la nube", explica Isaac Hernández, responsable en España de la división de Google dirigida a las empresas. Los gigantes de Internet se disputan el jugoso y creciente mercado –que la consultora estadounidense Gartner ha valorado en 136.000 millones de euros para 2015– en el que ya han entrado los particulares, las pymes, las Administraciones, como el Ayuntamiento de Barcelona, o grandes compañías como BBVA o Mapfre. Por ahora, Amazon es de lejos la principal empresa, con un 28% de cuota de mercado en 2014, frente a un 10% para Microsoft y un 7% para IBM. El siguiente paso, según Gartner, será el Internet de las cosas: objetos (neveras, televisiones, móviles, tabletas, coches...) conectados a través de la nube. Según esta consultora, en 2020 habrá 26.000 millones de objetos conectados a la Red. "La nube es un habilitador del Internet de las cosas", corrobora Guillem Veiga, responsable de Amazon Web Services para España.

Las grandes compañías de la nube ofrecen diferentes tarifas según la rapidez de acceso a los datos, y tienen servicios, llamados de congelador, a través de los que un número inmenso de información puede conservarse a un precio muy bajo, con la única desventaja de que la velocidad de procesamiento es un poco más lenta. Ramón Arbós, de la consultora Deloitte, añade: "La nube ha ayudado a crear muchas start-ups y tiendas virtuales porque pueden empezar enseguida y con poco presupuesto". Para Veiga, de Amazon, la clave del crecimiento de la nube se basa tanto en la cantidad de información almacenada como en la flexibilidad: por ejemplo, una empresa como la turística Airbnb no necesita los mismos gigas en verano que en temporada baja.

El Gobierno español ha lanzado un programa para impulsar el uso de la nube entre las pymes. En la explicación de este programa, el instituto oficial Red.es, dependiente del Ministerio de Industria, explica: "La Comisión Europea estima que la adopción generalizada del cloud computing podría impulsar el producto interior bruto de la UE en 160 millones de euros al año y crear alrededor de 3,5 millones de empleos hasta 2020".

Un informe de la consultora Deloitte publicado en 2014 asegura que el 58% de las compañías españolas ya utiliza la nube. La misma encuesta revelaba que un 48% de las que no lo hacían tenían previsiones de implantar el modelo en los próximos dos años, un 26% lo estaba estudiando y otro 26% ni se lo planteaba. "El estudio nos ratifica que la mayoría de las compañías está presente", explica Ramón Arbós, de Deloitte. Sobre el uso de la nube por parte de particulares, los datos más recientes son del Instituto Nacional de Estadística, en la encuesta de 2014 sobre equipamiento y uso de tecnologías de la información y comunicación en los hogares: un 30,9% de los usuarios de Internet utiliza espacios de almacenamiento en la nube y un 26% comparte archivos con el mismo sistema. En total, 8,5 millones de usuarios utilizan servicios en la nube.

En las tres dimensiones, la nube se traduce en las llamadas granjas de servidores, inmensos centros de almacenamiento de datos. Aunque gran parte de esta información es confidencial, Isaac Hernández, el ejecutivo de Google explica que esta compañía, por ejemplo, dispone de 14 centros de datos en todo el mundo y que cualquier información está almacenada en, por lo menos, 5 de ellos para que, en caso de desastre, no se pierdan. Desde que Edward Snowden revelara el espionaje masivo, Hernández explica que "han intensificado las medidas de seguridad" y, sobre todo, de encriptamiento.
En el caso español, los datos no sólo tienen que estar a buen recaudo, sino que no pueden salir de la UE. "No sólo hay que tomar una serie de medidas de seguridad, sino tener en cuenta el tipo de información que nos llevamos", asegura Mariano J. Benito, responsable de seguridad de la empresa GMV, especializada en desarrollos tecnológicos aplicados a las empresas, y coordinador del Comité Técnico Operativo de Cloud Security Alliance España. "Eso requiere que las empresas de cloud proporcionen información al cliente sobre el lugar físico donde se encuentran, que ahora mismo no están facilitando siempre".

Huawei anticipa cómo será la próxima revolución industrial



La firma presenta en Pekín sus nuevas propuestas de cara a una era hiperconectada, cuya principal traba pasa por hacer más ágil las conexiones.

 
Para el año 2025 habrá en el mundo cerca de cien mil millones de conexiones a internet, y a ese impresionante número se irán añadiendo otros dos millones más a cada hora que pase. Unas necesidades que están muy por encima de la capacidad de las redes actuales. Por eso, los principales organismos y empresas de telecomunicaciones del mundo se afanan en buscar soluciones tecnológicas para un mundo hiperconectado y en el que ya no serán solo las personas las que hablen entre sí, sino también las industrias y los objetos más diversos de nuestra vida cotidiana.
 

Este es el marco en el que se celebra estos días en Pekín el Huawei Network Congress 2015 (HNC), un foro anual en el que el gigante chino explica cuál es su visión para los próximos años y aporta sus últimas soluciones de conectividad. En esta ocasión, la firma ha presentado en Pekín su nueva plataforma Agile Network 3.0, gracias a la que será posible digitalizar áreas y procesos industriales completos, algo que hasta ahora no había sido posible hacer.


El «Internet de las cosas», en efecto, está cambiando el mundo sigilosamente. Los objetos se comunican entre sí y empiezan a tomar «pequeñas» decisiones. Según explica William Xu, vicepresidente de marketing mundial de Huawei, «cada hormiga individual no puede tomar decisiones, pero un grupo grande de hormigas. Y lo mismo sucede con las abejas. Una colmena puede considerarse como un súper ente orgánico. Lo que nos lleva a pensar que lo mismo las formas de vida individuales no son las únicas manera posible de que se desarrolle la inteligencia. Qué pasará en un "mundo-colmena" con un número cada vez mayor de cosas conectadas entre sí? Esto cambiara nuestra percepción del mundo. Y también nuestra manera de hacerlo todo».


Ante un auditorio de 6.000 personas, los máximos ejecutivos de la firma china fueron desgranando sus ideas y la batería de productos con la que Huawei pretende empezar a hacer frente a esta nueva situación. En el HNC 2015 han participado miles de empresas y periodistas de todo el mundo, hasta un total de 43 países diferentes. Durante el evento, tendrán lugar más de 200 charlas y foros diferentes, tanto sobre cuestiones técnicas como destinados a identificar y resolver las necesidades industriales en un gran número de sectores.


«Con esta 'red ágil' -prosigue Xu- hemos logrado ya nueve premios internacionales, y llegar a 600 clientes». Por ejemplo, el estadio del Ajax en Holanda, donde hemos hecho posible un servicio de conexión de banda ancha para que los 53.000 espectadores puedan conectarse todos al mismo tiempo y sin problemas. Se pueden, por ejemplo, ver imágenes en tiempo real de todas las cámaras de televisión del estadio, o acceder a daros de análisis de todo tipo. Y esto mismo se aplica ya a veinte estadios mundiales». Redes bancarias y de transportes, sistemas de seguridad, campus universitarios o ciudades inteligentes conforman el resto de la clientela que actualmente ha optado por implementar alguna de estas soluciones.
 

El objetivo, pues, es que las «redes ágiles» sigan creciendo. La versión recién presentada es cuatro veces más eficiente que os primera versión, lanzada en 2013. Y a estas 600 grandes empresas pronto empezarán a unirse muchas otras. Para Xu, además, la tecnología aportada por Huawei responde a las expectativas de cualquier empresa o institución. «Cuando se contrata una solución como esta -explica- esperamos que sea capaz de funcionar y repararse sola, sin intervención humana y sin tener que tener a un ingeniero continuamente pendiente de todos los procesos; esperamos también que sea multiplataforma, esto es, que sirva para que se conecte cualquier tipo de dispositivo; que pese poco, sea manejable y que una pila pequeña le pueda durar cinco años. Además, le pedimos que sea seguro, que es el gran desafío de internet».


Yan Lida, Presidente de la división de empresas, afirmó por su parte que estamos en época de cambio, sí, pero ese cambio es aún incipiente. «Hasta hoy, el uso de internet apenas si ha tocado el mundo físico, pero no la industria, que es la verdadera revolución para la próxima década. Las mayores economías del mundo han publicado nuevos planes. Europa China y Estados Unidos... Todos al mismo tiempo. En Europa el plan se llama Industrie 4.0. ¿Pero por que todos publican planes parecidos y casi al unísono? Sencillamente, porque este es el momento de la fusión de internet con el mundo físico. Llega el internet industrial».


Por eso, Huawei tiene la intención de establecer una estrecha colaboración con el sector industrial orientada al desarrollo de aplicaciones. Un nuevo ecosistema en el que los interlocutores y usuarios ya no son individuos, sino empresas e instituciones. En palabras de Lida, «ya no se trata solo de dar servicio a las necesidades del hombre o los objetos que le rodean, sino de los grandes procesos industriales. Es el desafío para la próxima década. ICT es la nueva revolución industrial. A partir de ahora, internet ya no será solo un sistema de apoyo, sino un nuevo sistema de producción. La industria tenderá plataformas de recogida masiva de datos y de análisis de esos datos para tomar decisiones. Para eso se necesita una nueva infraestructura. Se llama BDII (business driving id infraestructura)».


Pero para ello habrá que pensar en ciertos aspectos. Para el alto ejecutivo de Huawei, «hoy no basta con escuchar al cliente para crear las herramientas que necesita, hay que integrarlo e incorporarlo al proceso de creación. Nuestra línea de productos está diseñada específicamente para cada sector, con sus necesidades, creando un ecosistema, que es nuestra estrategia. Así entendemos el futuro y así lo desarrollamos».

Desde hace varios años, en efecto, Huawei está llevando a cabo una serie de alianzas estratégicas con la industria, trabajando codo con codo para desarrollar nuevas herramientas y nuevas estrategias. Para tal fin, se han abierto centros de investigación, nuevos laboratorios y comunidades de desarrollo. Las soluciones que van surgiendo de esta nueva fórmula de trabajo se están implementando ya en la gestión de edificios, en redes eléctricas, en flotas de vehículos, gimnasios, fábricas, operadores de telefonía, cadenas de tiendas... «Nuestra arquitectura Agile Network -explica Lida- puede aplicarse a todo tipo de industrias».

Fuente: http://www.abc.es 

Microsoft integrará Skype en la aplicación del servicio de correo Outlook



El gigante del software anuncia una importante actualización que promete mejorar la experiencia del usuario al incluir una bandeja de entrada renovada, nuevas funciones de colaboración y un calendario actualizado


 
Nuevo diseño, bandeja de entrada remozada e integración con el servicio de llamadas Skype. Estas son algunas de las principales nvoedades anunciadas por Microsoft para darle un giro al popular servicio de correo electrónico Outlook.


Según ha informado la compañía el servicio de correo electrónico ofrecerá, a partir de ahora, «una mejora en la experiencia web» del usuario al incluir una bandeja de entrada renovada, nuevas funciones de colaboración y un calendario actualizado, entre otras novedades.

Entre las principales novedades se encuentra una integración con otro de los servicios de la compañía, Skype. Ahora, outlook.com permitirá cambiar conversaciones entre email y Skype fácilmente, gracias a características como el botón de llamadas que activa las funciones de voz y vídeo, aunque se desconoce si Microsoft creará una herramienta de mensajería instantánea independiente llamada Flow, según apuntaban algunos medios especializados este jueves a raíz de una supuesta captura publicada por un usuario anónimo de la red de «microblog» Twitter.


Otra de las novedades es Clutter, una característica que ayudará al usuario a ordenar su bandeja de entrada, clasificando los mensajes y separándolos según su importancia. Cuanto más se use el correo la función permitirá ajustar aún más a las necesidades del usuario, en un avance que le situará al mismo nivel de Gmail. También la compañía ha integrado el servicio en la nube OneDrive; solo se necesitará adjuntar un archivo en el borrador de un email de tal manera que el usuario podrá crear un link de OneDrive para compartirlo. 


Precisamnete, se mejorarán las búsquedas de sugerencias y los filtros. De esta manera, gracias a las sugerencias, contactos y contenidos favoritos serán más accesibles a la hora de buscar entre la maraña de mails, mientras que nuevos filtros, por su parte, ofrecen una búsqueda más ajustada por remitente, archivos, fecha de recibo y contenido adjunto


Aunque se trata de una novedad relativa a su estética, el servicio estrenará 13 nuevos temas de diseño para que el usuario personalice su correo. Sucede algo parecido para la gestión de los mails. Mediante los llamados «pins y banderas», ya presentes en el servicio, los usuarios podrán destacar sus emails más relevantes gracias a los pins y podrán marcar otros como no leídos con el uso de banderas gracias a un nuevo diseño.


En cuanto a sus prestaciones de uso del correo, Outlook incorporará una función llamada «Link preview», que genera automáticamente una vista previa al pegar un enlace a una web en un correo electrónico, siendo de gran utilidad con vídeos de plataformas como Vimeo y YouTube. También las imágenes sufrirán una mejora; ahora, será más sencillo copiar y pegar imágenes directamente en el cuerpo de un mensaje.


Como se anunció en la última Build de Microsoft, los «add-ins» aparecerán mientras el usuario lee o escribe un mensaje y están diseñados para ayudar a completar tareas. Además de los de Bing Maps, My Templates y Suggested Meetings, habrá add-ins de terceras partes como Uber, Boomeran y PayPal. 


Una considerable mejora es la incorporación de la vista «side-by-side». Ahora, abrir un documento adjunto y verlo a pantalla partida en la misma bandeja de correo es más fácil. El usuario podrá ver y editar documentos de Word, PowerPoint y Excel mientras responde al mensaje original. Cualquier cambio en el documento se guarda y se adjunta en el email que se va a enviar sin necesidad de descargar el contenido. 

Fuente: http://www.abc.es